Entradas

Mostrando entradas de octubre 12, 2014

Tsunami

Yo que hice una mezquita con tu nombre Que grabé mis miedos con tu ausencia Que bailé junto al teléfono la llamada que jamás sonó
Yo que nunca escribo más que por vicio Dos veces tu boca en mi colchón Tantas veces tus ojos Otras tu torso, descrito ya un millón.
Yo, nunca te besé….
Solo te beso cuando no estás Cuando te vas sin decirme nada Y te apagas en la oscuridad.
Todo invades Nada posees De la soledad al paroxismo. Esa diaria insensatez.
Y tus demonios a mi costado mi más lastimero soneto detrás del espanto quebrado, no me dejan ni al dormir.
Te veo entre la luz y mi equipaje solo una noche antes de morir dos días después de nacer.
Me digo, son quince tardes las que quise vivir, y contigo, un poco más.
No me culpo, ni te entierro, prefiero acercarme a la suerte de mi propio cautiverio a la inseguridad de mi desierto a la negación de la existencia.

Sumé todas las imposibilidades Y ese día te creé a ti Ningún soplo, ni nada pura arbitrariedad contumaz.

Estallido

Tú que me duermes los ojos mientras labio tus sentidos Yo que no dejo de pensarte Y no puedo, te juro que no puedo decirte que algo pesado, muy pesado me pasa contigo Y no me pasa…
Intenso y no dejo de querer besarte Todo, con todo hace tanto que no he deseado a alguien con tal fuerza infinita, me excede y me excede de un modo que tortura
Yo quiero huir Te siento cerca un milímetro másy estallo Y yo soy ciencia, soy quietud y equilibrio No puedo dejarme estallar en ti. No se puede más No quiero verte más…
Mi cobardía en todo caso es más fuerte No hay nada más que impida que este miedo Nada más terrible que saberlo mi cárcel Yo sintiéndome tan presa de ti, pero más de él Y tú no sabes nada, no debes saber nada….
Me estallaría adentro, ahí hondo en el inframundo de las palabras…
Que me dijeras que no, no es tragedia pero pesa. Tú que sabes de estas cosas… La derrota sería peor…